sexo seguro

La necesidad de entender la importancia del sexo seguro

A todos nos gusta el sexo y a todos nos gusta conocer nuevas formas de explotar su sabor y su placer; sin embargo, nunca debemos perder de nuestro horizonte las normas básicas del sexo seguro que nos protege de enfermedades de transmisión sexual. Tener relaciones sexuales seguras es un acto de madurez que no solamente protege a los integrantes del encuentro sexual, sino también a otras personas con las que tengamos sexo de forma posterior.

El sexo seguro siempre es bueno

Siempre es mejor tener relaciones sexuales seguras que una relación sexual desprotegida e insegura. Hay un montón de problemas asociados con ella.

Aunque el sexo oral implica menor riesgo de transmisión de enfermedades como el VIH, sigue permaneciendo cierto riesgo, a través de encías sangrantes y otras enfermedades de los dientes. También se dice que los herpes se transmiten de los genitales a la boca y de la boca a los genitales y que los cortes o llagas que tengamos en la boca también pueden ser fuente y causa de infección.

Mediante la boca, ya sea mediante un beso o practicando sexo oral, siempre pasamos bacterias y este intercambio de fluidos corporales puede derivar en enfermedades, ya sea desde un simpe resfriado a  transmitir gonorrea del pene a la garganta y al revés. Por eso siempre es recomendable hacerse una prueba de salud sexual cada pocos meses si hemos mantenido sexo oral no seguro.

Y como siempre es mejor prevenir que curar, es mejor recurrir al uso de preservativos. El sabor del látex no debe ser una excusa para no usarlo, pues los hay de sabores y con texturas específicas para mantener el semen y el fluido de la vagina fuera de la boca.

También debemos recordar que las enfermedades de transmisión sexual no solamente se traspasan a través de la boca, sino también a través de otro tipo de prácticas sexuales y fluidos corporales, como son el contacto con la sangre, la eyaculación, la pre-eyaculación y los fluidos genitales femeninos. Por lo tanto, es necesario tomar precauciones y mantenerse protegido del virus, tanto nosotros mismos como nuestra pareja.

¿Cómo tener relaciones sexuales seguras?

 

Es necesario usar un condón para estar protegidos. Los condones de látex son el medio más eficaz para prevenir la transmisión del VIH y de las ETS a través de encuentros sexuales, pero los condones pueden ser ineficaces si no son utilizados adecuadamente. Si el hombre no quiere usarlo, también existen preservativos para la mujer. Lo puede usar indistintamente uno u otro, pero nunca los dos a la vez, ya que pueden resbalarse.

Comprender la importancia del sexo seguro es importante para todos. En general, son las mujeres quienes están dando el primer paso en la insistencia en el uso de condones en su relación a medida que se dan cuenta de la importancia de una vida sana, pero tener relaciones sexuales seguras y protegerse debe ser la máxima prioridad para todos.