abrazo-sensual

La dieta del orgasmo: qué debes comer para disfrutar más del sexo

Aunque el orgasmo puede no ocurrir siempre durante el sexo, estaremos todos de acuerdo en que sí se trata de una consecuencia deseada y, habitualmente, buscada durante el acto. Ya estés con una escort Valencia o con tu pareja, la finalidad del sexo es disfrutar.

Un estudio llevado a cabo recientemente por una marca de preservativos apuntaba que el 84 por ciento de los hombres españoles alcanza el orgasmo con regularidad. En el caso de las mujeres, la cifra se quedaba en el 55 por ciento. Otro estudio llevado a cabo por CAM4 decía que el 5 por ciento de las mujeres españolas nunca lo había experimentado.

Alrededor del mundo, se han llevado a cabo numerosos estudios que señalan la importancia de una buena alimentación para mejorar la satisfacción sexual. Por ello, cada vez más sexólogos se han apoyado en el trabajo de nutricionistas y dietistas con tal de descubrir qué comidas potencian el deseo y cuáles podrían llegar a arruinarlo. Así nació la dieta del orgasmo.

Alimentos que aumentan la libido

El primer gran grupo de alimentos que nos ayudará a incrementar el deseo sexual son aquellos que incorporan Omega 3 a su composición. Esto genera dopamina en nuestro cerebro, el cual contribuye a favorecer el aumento del deseo. El atún, el aceite de oliva, los garbanzos, el cacao o las nueces son algunos de los alimentos de los que nos podremos valer.

Alimentos que inhiben el deseo sexual

En contra, los alimentos que reducirán nuestro deseo sexual son los hidratos de carbono, el café, el té y el alcohol. Este último, sobre todo, ya que reduce notablemente la irrigación sanguínea que se necesita para la erección y que aumenta la sensibilidad vaginal.

Como curiosidad, el tabaco también tiene este efecto en nosotros.

El menú ideal a seguir

Lo ideal es que empecemos el día con cereales integrales o una tostada de pan integral, un vaso de leche y un yogur o una onza de chocolate lo más puro posible.

La comida del mediodía debería incorporar crudités de verduras y hummus, que podemos acompañar con galletas saladas y finalizar con un poco de fruta.

La merienda debería consistir en una pieza de fruta o un poco de queso que podemos maridar con un zumo licuado de maracuyá u otra fruta similar.

Finalmente, para cenar, lo ideal sería una ensalada regada con aceite de oliva virgen extra. Como plato principal, una pequeña pieza de pescado azul a la plancha. Si queremos postre, una fruta o una alternativa dulce, siempre y cuando no incluya grasas trans.

Deja un comentario