puta

Cómo satisfacer a una mujer en la cama

Se dice que las mujeres son de Venus, y los hombres, de Marte. También se dice que las mujeres no se sienten satisfechas en la cama, por lo general. Y mucho se ha hablado sobre el orgasmo fingido.

Sin embargo, todo lo que se dice al respecto es muy poco objetivo. Tanto hombres como mujeres hablan, sencillamente, de sus propias experiencias. Comprender a las mujeres debería pasar siempre por intentar comunicarse con ellas. Incluso si decides acudir a una cita con putas de lujo en Barcelona, puedes descubrir mucho más sobre las mujeres que si te crees a pies juntillas todo lo que se dice por ahí. ¡Mucho mejor conocer la respuesta que buscas de primera mano!

Acudir a profesionales del sexo es una opción más que acertada, insistimos. Al fin y al cabo, la finalidad de una escort es satisfacer a sus clientes. Y si eso es lo que buscas, te lo dará. Cítate con putas de lujo en Barcelona y pregúntales qué les hace disfrutar más a ellas. Y qué no soportan que les hagan en la cama. No tengas vergüenza; resulta curioso que, en ocasiones, nos resulte más difícil comunicarnos que mantener relaciones sexuales. De hecho, para una chica de compañía, y para cualquier mujer, resultará halagador que un hombre se dirija a ella con la intención de tratar de satisfacer a las mujeres. Seguramente, obtendrás muchos más datos de los que esperabas.

Una escort, o una buena amiga

No es difícil encontrar prostitutas de lujo en Barcelona. Además, son reconocidas por su belleza y discreción. Así que puedes acudir a un local de escorts y citarte con la chica que más se ajuste a tus gustos. De ese modo, además de conseguir la información que buscas, también aprovecharás para pasar un buen rato. ¿Qué mejor manera de aprender que mediante la práctica?

Además, cuentas con otra opción; acudir a una chica con la que te hayas acostado en alguna ocasión y preguntarle qué le gustó y qué no del sexo contigo. Claro que, para esto, tienes que estar preparado para recibir algún golpe a tu ego, pero todo sea con tal de llegar a ser un crack en la cama.

Si esto no te convence, siempre puedes acudir a una buena amiga. Y que hable mal de sus ex amantes; eso siempre dolerá menos.

 

Deja un comentario